Resident Evil Director’s Cut, el clásico survival horror

Resident Evil Director's Cut logo

Otro juego que empecé en su día y no terminé, dejándolo en cierta parte donde la dificultad sube notoriamente gracias a la introducción de un nuevo tipo de enemigo, y quién lo haya jugado sabrá perfectamente a qué me refiero. Esta vez si que me puse «en serio» y lo terminé con los dos personajes, Jill y Chris.

Recordando Diablo 2

Diablo 2 logo

En la mayoría de sagas, la segunda parte suele ser un poco mejor que la anterior, ofreciendo más de lo mismo, pero hay algunos casos en los que la segunda parte mejora la primera en TODOS los aspectos. Este es uno de esos casos, y con una distancia de apenas tres años y medio de diferencia, que siendo Blizzard, es poco tiempo.

System Shock 2, mejorando la primera parte

System Shock 2 logo

Cerca de un año después de terminar el primer System Shock decidí ponerme con su aclamada segunda parte y realmente no sabía que me iba a encontrar, pues había leído de gente que sorprendentemente prefería la primera parte respecto a la segunda. Lo cierto es que, si bien esta segunda parte empeora en alguna que otra cosa, en general mejora muchísimo en casi todo. Veamos a grandes rasgos las virtudes, y por qué no también los defectos de System Shock 2.

A Bastard’s Tale: La práctica hace al maestro

A Bastard's Tale logo

Un pequeño juego que me ha sorprendido muy gratamente. No esperaba gran cosa, sólo lo compré por la cantidad de críticas positivas que tenía, con varios comentarios haciendo referencia a que era una especie de Dark Souls en 2D, y sobre todo porque estaba muy barato, poco más de un euro.

Con lo del «pequeño juego» me refería a que es un juego corto, simple, y sin mucha ambición en cuanto al apartado gráfico. Tampoco tiene historia, simplemente el protagonista es un tipo que va por ahí con su armadura y su espada bastarda enfrentándose a todo tipo de enemigos, desde granjeros a trolls u hombres lobo.

Dark Souls, esta vez sí

Dark Souls logo

No era la primera vez que jugaba. Lo empecé en su versión de XBOX 360 cuando salió, pero lo dejé a medias en la muy odiada por muchos jugadores ciudad infestada. Esta vez, con la edición ‘Prepare To Die’ en Steam, estaba decidido a terminar Dark Souls sin guía de ningún tipo, por mis propios medios, y después de tres meses lo he conseguido.

System Shock: un clásico adelantado a su tiempo

Carátula System Shock

Después de haber leído maravillas del famoso System Shock 2, este era un juego que tenía pendiente desde hace ya tiempo. Pero cuando llegó el momento me pregunté porque no jugar antes a la primera parte, aunque siempre me sorprendió que sólo se hablara del segundo y este se ignorara. Eso fue algo que me echó para atrás, y también me desanimó el ver algunas capturas de pantalla, donde el juego se veía quizás «demasiado antiguo», con unas 3D muy primitivas.

A pesar de todo ello le di una oportunidad, pues había leído buenas opiniones de gente que lo había jugado y me pareció interesante el hecho de que aunque pasó desapercibido en su época, fue en cierto modo revolucionario.

Rayman, mi primer juego de sobremesa

Carátula Rayman

Eran las navidades del 97 y yo tenía 9 años cuando mis padres compraron un PC.
Con la idea de que para los trabajos del colegio habría que comprar una enciclopedia, y estas eran carísimas, a mi madre se le ocurrió que casi mejor comprar un ordenador, que costaba prácticamente lo mismo, y conseguir la Encarta pirata, así además nos modernizábamos un poco, que eso de la informática era el futuro, y ya de paso yo dejaba de dar la coña con que quería una consola de sobremesa, sobre todo después de haber probado el Super Mario 64 en un Alcampo.

Deus Ex : Human Revolution, o como recuperé la fé en los juegos actuales

Deus Ex HR logo

Llevaba mucho tiempo sin jugar a nada actual, quitando el GTA V podría llevar perfectamente dos años sin jugar a ninguna novedad. Lo que jugaba eran juegos de hace años —algunos de hace demasiados, considerados abandonware— y juegos indies, que si bien siguen sacando muchísimos —y por tanto se podrían considerar actuales— se desmarcan de las tendencias de la industria bien apostando por fórmulas usadas en juegos antiguos, consideradas por la industria del AAA como obsoletas y caducas, o bien centrándose en crear unas mecánicas originales, lejos de crear productos clónicos.