La dificultad en los juegos

Colección de juegos difíciles

Ahora que estoy rejugando el primer Metal Gear Solid (PSX) por enésima vez, en modo difícil, se da uno cuenta de la emoción y el reto que supone una dificultad en condiciones, que te obligue a «jugar bien», esforzándote al máximo por no cagarla porque hay poco margen de error. Las otras veces lo he jugado siempre en normal, y aunque no es demasiado facilón tampoco ofrece grandes retos, no hay que esforzarse para terminarlo.